review jump force

Los fans del manga y del anime estamos de enhorabuena. Imagina juntar en un mismo manga o anime a tus personajes favoritos: Goku, Luffy, Naruto… Una fantasía hecha realidad únicamente en nuestras cabezas. Al menos hasta ahora. Rindiendo homenaje al Weekly Shonen JUMP, la publicación de la que han salido los mangas y animes más populares de todos los tiempos, Bandai Namco reúne en un videojuego de lucha a los personajes más letales. Más de 40 protagonistas con los que podremos pegar mamporros sin parar, aunque si utilizamos el teclado mecánico Hanshi Spectrum nuestra skill aumentará. Acompáñanos en nuestro análisis de Jump Force.

La mayor convención de héroes de la historia

review jump force

El principal punto fuerte que extraemos de nuestro análisis de Jump Force es precisamente el amplio abanico de personajes que tenemos a nuestra disposición. Hay ausencias destacadas, pero todos y cada uno de los personajes incluidos en este videojuego merecen estar ahí. Disfruta de unas voces en japonés que te harán vibrar (sobretodo si las escuchas con nuestros auriculares gaming Hydra) y déjate envolver por la historia de cada uno de ellos. Las relaciones entre todos los personajes nos sacarán una sonrisa y la historia, pese a ser una mera excusa para ir hilando los combates, nos dejará alguna que otra sorpresa.

Nos convertimos en un miembro de la JUMP FORCE, una especie de escuadrón de élite que lucha contra el mal, tras vernos envueltos en una pelea entre Goku y Freezer. El mundo tal y como lo conocemos ha sido invadido por unas criaturas llamadas venoms, que están siendo controladas por un malvado oculto en la sombra y que también están imbuyendo de maldad a algunos héroes del mundo manganime. Nuestra misión será elegir entre uno de los tres comandos especiales de la JUMP FORCE: Alfa (Goku), Beta (Luffy) y Gama (Naruto). La historia cumple, pero no será el elemento central alrededor del cual gire este videojuego.

Una jugabilidad frenética: golpes y más golpes

review jump force

En nuestro análisis de Jump Force nos las hemos visto y deseado para tratar de encasillar al juego dentro de un género determinado. La desarrolladora lo define como un juego de acción de lucha. Es un término bastante acertado ya que nos dedicaremos a luchar una y otra vez para salvar el mundo. Los escenarios serán de un tamaño considerable para otorgar a nuestro personaje libertad de movimiento y acción. La jugabilidad consistirá principalmente en ir aceptando misiones desde la central de la Jump Force y a partir de ahí luchar una y otra vez con combos de golpes y evoluciones de nuestros personajes de manganime favoritos. Los ataques normales se entrecruzan con los ataques especiales (terriblemente devastadores). Os recomendamos utilizar el ratón gaming Eos (acompañado de la alfombrilla RGB Nemesis) para tener el mejor control sobre vuestras acciones en el fragor de la batalla.

El videojuego tendrá un cierto componente de juego de rol en tanto que podremos ir subiendo de nivel a nuestro personaje principal así como ir asignándole habilidades. Nos recuerda en cierta manera al Monster Hunter (salvando las distancias) en tanto que tendremos una base de operaciones o ciudad desde la cual ir aceptando misiones, y al llegar al lugar donde se encuentra la acción, este será cerrado y nuestro objetivo será acabar con el enemigo de turno. Los controles serán escasos pero intuitivos: golpe rápido, golpe fuerte, agarre y salto. Combatir será muy fácil y su sistema de combate nos mantendrá pegados a la pantalla durante horas. Si tuviésemos que ponerle un pero al videojuego sería que puede llegar a hacerse repetitivo. Al final nos vemos abocados a aceptar una misión, luchar contra un enemigo y vuelta a empezar. Tras realizar esta misma operación en varias ocasiones nos podremos sentir como en el día de la marmota. Nuestro consejo es jugar sesiones cortas para no caer en esa situación.

Disfruta del mejor apartado visual manganime

review jump force

El apartado visual se convierte en otro de los puntos positivos de este análisis de Jump Force. El videojuego hace uso del motor Unreal Engine y podemos apreciarlo gracias a unos movimientos muy bien implementados que le otorgan a Jump Force un frenetismo que le viene que ni hecho a medida. Las cinemáticas son sencillamente preciosas, y nos imbuirán de nostalgia a todos los fans del manganime al ver a tantos personajes que nos recordarán a tantos momentos vividos. El realismo está muy presente en las batallas, apreciando los daños producidos tanto al personaje como a su vestimenta tras tener una disputa con un enemigo.

Un multijugador que podría haber aspirado a más

No podía faltar en nuestro análisis de Jump Force una breve investigación sobre el modo multijugador. Sorprende que este juego no se haya enfocado al modo competitivo online (a priori tiene todos los ingredientes para ello). En las batallas toman parte tres personajes y hay que tener en cuenta las habilidades de cada uno de ellos a la hora de jugar una partida con amigos. También podremos disfrutar de un multijugador local, ya sea contra la “máquina” o contra algún amigo que venga a jugar a casa. Si jugamos con otra persona, el problema es que no veremos a los dos personajes en la misma pantalla, sino que jugaremos a pantalla dividida. Una solución que no nos ha terminado de convencer, ya que hubiésemos preferido poder tener en pantalla a todos los personajes y disfrutar de sus habilidades en conjunto.

Otros elementos como las pantallas de carga (que duran más de lo deseado) y que ponen en evidencia la optimización de Jump Force, empañan su jugabilidad y su elenco de personajes. El videojuego se puede completar en unas 15 horas, pero podremos seguir con esta experiencia manganime gracias a sus múltiples misiones secundarias, al multijugador y a la necesidad que tendremos de subir de nivel a nuestro avatar para convertirlo en el más letal de todo el videojuego, en ese jugador número 41 que les supere a todos. La banda sonora cumple, pero tampoco sorprende ni será recordada a lo largo de la historia de los videojuegos. Los textos nos llegan en español y las voces en japonés.

Esperamos que os haya servido nuestro análisis de Jump Force para despejar vuestras dudas sobre su futura compra y esperamos que difundáis la palabra (si es con el micrófono gaming Kaliope mejor que mejor) para que todo el mundo pueda disfrutar de esta batalla de egos definitiva.

Lo mejor

– Acción a raudales

– Batallas simples pero adictivas

– Tenemos juego para horas

– El elenco de personajes…

Lo peor

– … pese a que se echan en falta tantos otros

– La optimización en las pantallas de carga

– Su modo online

– Repetitividad en algunas de sus mecánicas

– Una historia plana

review jump force