Análisis de Gran Turismo 7: una carta de amor para los fans de la conducción

Gran Turismo 7 es el regreso de una de las sagas más queridas de Playstation a sus raíces. Tras la transición que supuso un título como GT Sport, ahora su creador (Kazunori Yamauchi) nos hace volver a vibrar con una vuelta a los orígenes de la serie que da la mano a todo aquelló que funcionó en Sport. Acompáñanos en esta carta de amor al automovilismo escrita por un apasionado del motor para fans y no fans de los aficionados al género. 

Competición, historia y nostalgia se dan la mano

Gran Turismo 7 llega a nuestras manos tras más de 8 años desde el lanzamiento de la sexta entrega. Gran Turismo Sport llegó en 2017 para cambiar el rumbo de una franquicia con la que disfrutamos como niños en la primera Playstation. Junto a Final Fantasy VII, Gran Turismo marcó nuestra infancia como jugadores y supuso una increíble experiencia que todavía a día de hoy recordamos. Luchar contra el crono en cada curva para obtener las licencias de conducción, ahorrar para ese coche que tanto nos gustaba o pasar horas y horas jugando junto a nuestro hermano o nuestros amigos son momentos que difícilmente olvidaremos y que ya forman parte de nuestra historia como jugadores. 

Siendo sinceros, el mundo del motor no es nuestra pasión (al menos no de la persona que realiza este análisis) pero sí fue una pasión poder disfrutar de las primeras entregas de Gran Turismo y de esa fidelidad en la simulación y la sensación de velocidad que siempre lograba alcanzar. Con Gran Turismo Sport la saga dio un giro hacia la vertiente competitiva y tras unos primeros años de incertidumbre el videojuego se convirtió en un auténtico éxito y logró colocar al género de la conducción como una opción muy a tener en cuenta para los torneos de e-sports. Sin embargo Kazunori Yamauchi (creador de la saga Gran Turismo) tenía una espina clavada y quería crear junto a Polyphony Digital y Sony un videojuego que rescatase lo mejor de las entregas numeradas y todo aquello que había triunfado en la vertiente sport. Más allá de eso, quería hacer un homenaje al automovilismo y servir de inspiración para todos los aficionados (y para los no aficionados) del mundo del motor. Y es que Gran Turismo 7 podría ser considerarse, al margen de un gran videojuego, un museo andante de historia sobre el automovilismo.

Tu carrera como piloto acaba de comenzar

Gran Turismo 7 cuenta con una oferta muy amplia en cuanto a contenido y modos de juego pero no vamos a poder disfrutar de ella en el orden que queramos. Y es que una vez hayamos realizado la instalación del videojuego tendemos acceso a un menú provisional que nos dejará disfrutar del primer modo de juego al que podremos jugar mientras esperamos a que se complete la instalación del título. 

Music Rally consiste en una suerte de selección de “carreras musicales” en las que podremos participar y que tendrán sus propias reglas. Nuestro objetivo será completar un circuito mientras de fondo suena una canción concreta. Tendremos que conducir al ritmo de la música y nos encontraremos con varios puntos de control que nos otorgarán puntos de ritmo. Si el contador de ritmo llega a cero perderemos la partida y el objetivo de este modo de juego no será otro que recorrer el mayor número de metros antes de que la canción llegue a su final. Podremos optar al oro, la plata y el bronce dependiendo del número de metros que logremos recorrer. Este modo de juego estará enfocado a una vertiente arcade y se alejará de la simulación presente en el resto de la mayoría de modos. Los más nostálgicos verán en este Music Rally una suerte de Outrun debido a su asociación con las melodías. No se trata del tiempo que consigamos lograr, sino de disfrutar de la música y suponer una buena puerta de entrada para el videojuego: el reto ya llegará más adelante.

A partir de este momento viviremos un principio que ya recordamos de otras entregas clásicas de la saga y que nos pondrá en la tesitura de escoger nuestro primer coche con un presupuesto muy limitado. El siguiente paso será acceder a un mapamundi en el que podremos “viajar” a varias localizaciones clave como el concesionario o el taller. En la comparación con Forza Horizon sale perdiendo si hablamos en términos de mapamundi, ya que la exploración es más orgánica en la saga de Xbox, pero también es cierto que Horizon apuesta más por la vertiente arcade y Gran Turismo apuesta por la vertiente de la simulación. Quizá podamos ver en el futuro un Gran Turismo más arcade que pueda competir con Horizon ya que ahora mismo ‘Forza Motorsport’ sería el equivalente a la saga en las consolas de Microsoft.

Entre carrera y carrera... ¿un café?

El principal modo de juego de Gran Turismo 7, al menos en sus compases iniciales, será GT Café, el centro neurálgico del mapamundi. Será en la cafetería del mundo Gran Turismo desde donde podremos ir desbloqueando los diferentes modos de juego y desde dónde recibiremos consejos e información histórica sobre los vehículos y su procedencia y manejo. En GT Café podremos ir aceptando menús que tendremos que completar para poder avanzar y desbloquear nuevas modalidades jugables. Cada menú tendrá un objetivo, que podrá ir desde conseguir tres coches distintos hasta visitar el taller pasando por la obtención de una licencia de conducción. A medida que vayamos completando menús obtendremos una recompensa. Y esa recompensa será obtener más información sobre los vehículos que acabamos de conseguir, sus orígenes y cómo supusieron un antes y un después en el automovilismo. Cada circuito cuenta con unas condiciones para poder participar y no podremos correr todas las carreras con un mismo coche, sino que tendremos que ir mejorando sus prestaciones e incluso ir mejorando nuestra pericia al volante. GT Café será una excelente forma de ir adquiriendo nuevos coches para nuestra colección de forma relativamente sencilla, ya que se nos guiará sobre aquellos circuitos que tenemos que completar y en qué posición. Es la cara más amable de Gran Turismo 7 y una vez hayamos comenzado no querremos parar de ir a la cafetería a degustar un nuevo menú automovilístico. 

Y es aquí cuando empezamos a convertirnos en unos auténticos coleccionistas de vehículos e incluso podremos ir subiendo el nivel de coleccionista dependiendo del número de coches que tengamos en nuestro garaje. Gran Turismo 7 cuenta con más de 400 vehículos y hacerse con todos ellos supondrá un reto casi imposible. Hay algunos modelos que se ajustan a su precio en la vida real y obtener los créditos necesarios para su compra dentro del juego requerirá de cientos de horas o del pago de micro transacciones. Al igual que ya sucedió con otros juegos deportivos como FIFA o NBA 2K, las micro transacciones también están presentes en Gran Turismo 7. Será posible comprar créditos para el juego pagando con dinero real y en ocasiones es un poco injusta esa relación de créditos que se obtienen compitiendo vs créditos que se obtienen pagando. El pay to win no gusta a nadie y es uno de los mayores defectos del videojuego (al menos en nuestra opinión). Tras unas 30 horas que son todo amabilidad, llega un punto en el que subir el nivel de coleccionista o hacerse con ese cochazo que tanto nos encanta es una tarea imposible. Entendemos que sus creadores buscan fomentar el juego diario y que el título no muera nunca (sus constantes actualizaciones de contenido así lo demuestran) pero consideramos que se ha llevado al límite.

Contenido para cientos de horas

Pero no sólo de cafés íbamos a vivir. Gran Turismo 7 cuenta con una amplia variedad de modos de juego al margen de Rally Music y GT Café. Podremos hacer frente a una serie de Desafíos muy variados entre sí que nos han recordado a algunas pruebas de Forza Horizon 5. Desde quedar primeros saliendo últimos en una carrera con pendiente en la que conduciremos un Mini hasta una carrera nocturna con Jeep pasando por un trazado con lluvia con curvas imposibles. Cada desafío nos propondrá un objetivo diferente y algunos de ellos serán todo un reto hasta para los conductores y conductoras más experimentados. 

Los carnets también vuelven con la escuela de conducción y hacerse con los 5 permisos de conducción del título será uno de los retos más grandes de Gran Turismo 7. Es el modo más nostálgico y que mejores recuerdos nos trae y nos veremos repitiendo una y otra vez esa curva o par de curvas hasta alcanzar el tiempo que nos otorga el oro en la prueba. Si conseguimos broce en todas las pruebas de la licencia obtendremos un coche, y si conseguimos el oro en todas ellas el premio será otro coche. Obtener todos los permisos será un paso obligatorio para poder competir en según qué circuitos o campeonatos. Si no obtenemos las licencias, no podremos avanzar en el videojuego. La escuela de conducción es el mejor lugar para aprender a jugar a Gran Turismo y será donde nos habituemos a trazar cada curva de la forma correcta dependiendo de algunos factores como la velocidad del coche. Podremos jugar con o sin ayudas en la conducción y seleccionar entre tres modos de dificultad. En ese sentido recomendamos encarecidamente jugar al videojuego sin ayudas para poder disfrutar de la experiencia de simulación. Aunque si lo que buscas es una experiencia más arcade siempre puedes dejar activas las ayudas para disfrutar del trayecto. Una vez hayas dominado la frenada y la curva empezarás a disfrutar de lleno del juego.

Una victoria en un circuito o campeonato supondrá obtener créditos y en ocasiones vehículos e incluso boletos para la ruleta. El videojuego cuenta con una ruleta a la que podremos jugar si obtenemos un boleto y optaremos a ganar créditos para el juego, coches o mejoras para los coches. Gran Turismo 7 también premia la regularidad y nos recompensará con créditos si recorremos una serie de kilómetros diarios en carreras. Revisitar las diferentes carreras y campeonatos será posible en cualquier momento siempre que tengamos el vehículo adecuado y las licencias requeridas, por lo que la duración del juego se extenderá tanto como queramos. 

Al margen de competir también podremos pasarnos por el taller a mejorar nuestros coches o ir al garaje a obtener más información sobre los vehículos que tenemos y cambiar de coche. Si queremos comprar nuevos coches tendremos a nuestra disposición concesionarios de coches nuevos, coches antiguos y coches de lujo y será posible ir a mirar (si no tenemos los créditos suficientes) o adquirir ese modelo con el que llevábamos tanto tiempo soñando. 

¿Es un juego de coches o de fotografía?

Scapes llega para poner sobre la mesa que el modo foto ya no es sólo una opción más en los videojuegos, sino que en muchos casos se trata de la edición fotográfica digital llevada a la industria. El modo Scapes nos permitirá tener una especie de Photoshop dentro del propio videojuego en el cual podremos ubicar nuestros vehículos en más de 2.500 ubicaciones reales repartidas por el mundo. Más que un modo de juego es una herramienta para los amantes de la fotografía que quieran dejar vía libre a su imaginación y creatividad. En las carreras dispondremos de un modo foto pero el modo Scapes va un paso más allá y nos permitirá crear y poder ver montajes profesionales. 

GT Sport como espejo para su multijugador

Gran Turismo 7 amplía su experiencia de juego y duración con su modo multijugador. La parte más positiva de haber contado con una versión centrada exclusivamente en el modo competitivo multijugador (como lo fue y sigue siendo GT Sport) es que se ha aplicado a la fórmula de la séptima entrega todo aquello que funcionó bien en ese título. La apuesta por la simulación se ve fielmente reflejada en esta modalidad de juego, ya que no contará únicamente la velocidad y posición a la hora de obtener un buen rango, sino que lo “limpios” que seamos en nuestra conducción también será un factor que sumará o restará puntos. Ya podemos hacer una carrera perfecta en cuanto a velocidad y quedar primeros, que si no trazamos bien las curvas, sin chocar con los rivales y respetando los espacios y reglas de la competición, nunca conseguiremos alcanzar los primeros puestos del ránking clasificatorio mundial y optar a participar en torneos oficiales. 

El modo multijugador online competitivo no será el único, sino que tendremos acceso al modo multijugador local con pantalla partida (la nostalgia vuelve) para poder “picarnos” con nuestros familiares y amigos definiendo parámetros como la hora del día y las condiciones climáticas.

Gran Turismo 7 y Dualsense: una pareja perfecta

Gran Turismo 7 está disponible para Playstation 4 y PS5, pero es en la consola de nueva generación de Sony donde consigue brillar con luz propia gracias a las funcionalidades únicas del Dualsense. Al igual que la mayoría de videojuegos de Playstation Studios (como Horizon Forbidden West) hace uso de la tecnología háptica y los gatillos adaptativos para lograr una mayor inmersión. En Gran Turismo 7 podremos sentir cada curva y cada frenada gracias al mando de Playstation 5. 

El videojuego de conducción de Sony contará con tres modos diferentes de control que podremos seleccionar en cualquier momento y brilla especialmente la opción que convierte nuestro Dualsense en un volante. Si giramos nuestro mando girará nuestro coche y la vibración háptica del mando logrará que sintamos todo aquello que las ruedas de nuestro vehículo sientan. Los gatillos adaptativos nos hacen sentir como si realmente nuestras manos fuesen pies y estuviésemos acelerando y frenando en la vida real. La respuesta del Dualsense frente a los diferentes tipos de pistas y climatología es sencillamente espectacular y recomendamos vivir la experiencia en la consola de nueva generación de Sony porque realmente merece la pena y supone un salto de calidad respecto a su versión de PS4. 

El audio 3D de Playstation 5 es otra de las ventajas de la versión de nueva generación y nos permitirá sentir la lluvia sobre el vehículo o la precisión de cada trazada. Será fundamental para el modo principal y el multijugador, ya que podremos sentir cómo un rival intenta adelantarnos o en qué momento exacto está frenando el vehículo de delante para tratar de copiar su estrategia y aprovechar el rebufo para superarle en la última vuelta.

Las posibilidades de Gran Turismo 7 no dejan de crecer y ya estamos pensando en la llegada de PSVR2 (el nuevo dispositivo de realidad virtual de Sony para Playstation 5) y una posible versión del videojuego con modo de realidad virtual. Ya hemos visto otros videojuegos actuales que están apostando por la RV, como por ejemplo F1 2022, y el resultado está siendo muy interesante y realmente inmersivo. Los fans del automovilismo están de enhorabuena. 

Ver para creer y escuchar para sentir

Gran Turismo 7 es sin duda la mejor entrega a nivel gráfico de la saga y ha sabido aprovechar la potencia que ofrece la consola de nueva generación de Sony. Ofrece dos modos gráficos y uno de ellos apuesta por un sistema de iluminación mejorado apoyándose en la tecnología de trazado de rayos. Los dos modos son los siguientes:

  • FPS: prioriza la tasa de imágenes por segundo (el habitual modo rendimiento disponible en prácticamente cualquier videojuego de PS5) tanto durante las carreras como en el modo repetición. Tasa estable en carreras de 60 FPS.
  • Ray Tracing: apuesta por el trazado de rayos en tiempo real. No busca la mejor tasa de frames por segundos sino una mayor fidelidad a nivel de gráficos y de iluminación variable en tiempo real. Únicamente podrá activarse en repeticiones, modo foto, menús y modo Scapes,no estará disponible durante las carreras. 

Tenemos que confesar que nos hemos pasado prácticamente más horas realizando capturas en el modo repetición que jugando al videojuego y eso es gracias en parte a la fidelidad de la que hace gala en el diseño de sus coches y en ese apartado audiovisual que implementa en este modo jugando con los ángulos de cámara y potenciando los momentos más interesantes para un posible espectador. Poder vivir diferentes carreras con diferentes climas y horas del día es muy espectacular y recorrer un circuito de noche, de día, con lluvia o sin lluvia será una experiencia diferente (tanto a nivel visual como a nivel jugable). Es cierto que jugar de noche es una tarea difícil en algunos circuitos debido a la falta de visibilidad, que nos hará pasar por alto alguna curva si nos despistamos. La única pega es que no en todos los circuitos estará disponible la opción de noche y lluvia.

El apartado sonoro de Gran Turismo 7 está en gran medida marcado por la dirección y preferencias de Kazunori Yamauchi. El creativo japonés siempre ha tratado de alejarse del concepto tradicional de videojuego de conducción en el que la música solo existe en los menús y no durante las carreras. Para Yamauchi el sonido es parte fundamental de la serie y su implementación ambiental durante los circuitos es ya una seña de identidad de su trabajo. Durante las carrera podremos escuchar la banda sonora a un volumen más bajo para que no le haga competencia a lo que realmente importa (el sonido del motor y todos los elementos del vehículo). Sin embargo, y pese a no ser el centro de atención, cobra un gran protagonismo y no nos imaginamos vivir una carrera sin música. La introducción del nuevo modo Rally Music deja más que claro que sus melodías y canciones no son un elemento que quiera pasar desapercibido. La selección de temas es espectacular y sólo podemos quitarnos el sombrero ante la elección final. 

No nos ha gustado que los personajes con los que interactuamos no hayan sido generados en 3D y no hagan el uso de la voz para comunicarse. Creemos que los coches y los circuitos deben ser protagonistas, pero también consideramos que un videojuego del nivel de Gran Turismo 7 debería contar con doblaje de voz y con modelado 3D de los personajes para darle un punto extra al resultado final. Estos dos parámetros consiguen alejarnos de la inmersión y pensamos que no hacen justicia a un videojuego de nueva generación. 

Conclusiones finales

Gran Turismo 7 es toda una carta de amor para los amantes de la conducción. Su variedad de modos de juegos y todo el contenido explicativo que incluye sobre las marcas y los vehículos es digno de admiración. Estamos ante la entrega más completa de la saga y recomendamos hacerlo en una Playstation 5 para disfrutar de las funcionalidades exclusivas de la consola y el Dualsense. Si el género nunca ha sido vuestro predilecto, también puede ser una buena puerta de entrada. Tendrás un videojuego con contenido para meses e incluso años y puede ser una buena vía de escape para partidas rápidas o para competir en su modo online. 

Lo mejor

  • Variedad de modos de juego y de vehículos disponibles
  • Lo mejor de las entregas clásicas y las modernas se dan la mano
  • El mejor apartado gráfico de la saga y una banda sonora espectacular
  • El uso del Dualsense y el audio 3D: una experiencia muy inmersiva

Lo peor

  • Tras las primeras 30 horas de juego se hace muy difícil adquirir coches de alto valor sin tener que pasar por las microtransacciones
  • Que los personajes o “guías” que aparecen a lo largo del juego no tengan voz

Hemos realizado este análisis gracias a un código de descarga para Playstation 5 facilitado por Playstation España.

Opiniones (0)

Este post no tiene comentarios
Posts destacados