Análisis The Pathless: vive una aventura increíble con arco en mano

Si estás buscando un juego que mezcla puzzles con aventura y combates, sin duda Pathless es para ti. Ponte en la piel de una arquera llamada a salvar un mundo dominado por el matadioses y defiende con la inestimable ayuda de tu compañera el águila una preciosa y cruda historia que pondrá a prueba el Dualsense si juegas a la versión de la nueva Playstation 5.Tensa tu arco, prepara tus sentidos y acompáñanos en este viaje.

Esta historia nos suena

The Pathless nos traslada a un bello mundo sobre el que ahora pesa una terrible maldición. La diosa Águila está contaminada y débil por el ataque de nuestro archienemigo en esta aventura, el matadioses. Este enemigo será el causante de que los hijos de la diosa Águila estén en un estado de trance que les convierte en malvados. Será contra los hijos de la Diosa contra los que tendremos que luchar a lo largo de la aventura. Es una historia en líneas generales conocida, que ya hemos experimentado en otras propuestas como Shadow of the Colossus o el reconocidísimo e innovador Zelda Breath of the Wild. La historia del héroe (en este caso heroína) que tiene que salvar a un mundo que antaño solo conocía gloria y paz, ahora atrapado en una maldición que lo convierte en oscuro e inhabitable por los peligros que alberga. 

Las diferencias llegan en el apartado jugable

La diferencia de The Pathless frente a otras propuestas jugables es sin duda la forma en la que ese viaje se produce y las mecánicas que presenta. En ningún momento sentimos ese peligro ante la muerte (ya que en The Pathless es imposible morir, únicamente los bordes de la pantalla se irán haciendo rojos conforme recibamos daño y nuestra “energía” se irá agotando) ni tampoco el videojuego lo pretende. Se trata de llegar al final de la historia y disfrutar del trayecto. Y el trayecto es emocionante y muy bonito. 

La protagonista contará con un arco que utilizará para desplazarse por el escenario, en el que nos iremos encontrando con una especie de marcadores a los que podremos apuntar y disparar para poder avanzar más rápido. Con el gatillo izquierdo correremos y con el derecho apuntaremos y dispararemos con nuestro arco. Si le damos a ese marcador en el momento exacto podremos impulsarnos en el aire para ganar todavía más velocidad. El Dualsense marca la diferencia respecto a otras versiones, ya que sus gatillos adaptables nos permitirán sentir la resistencia del arco en nuestras manos. 

No estaremos sol@s en esta aventura, sino que contaremos prácticamente desde el inicio de la aventura con la compañía de una pequeña águila que nos echará una garra. Conforme avancemos por los diferentes mundos o niveles de The Pathless tendremos la posibilidad de agarrarnos al águila para que nos impulse en el aire y poder ganar mayor altura. También contaremos con su ayuda a la hora de hacer frente a los puzzles. 

Prepara tu mente para los puzzles

The Pathless no es una aventura más. Y no solo nos ha marcado por su historia, belleza artística y una jugabilidad diferente, sino que cuenta con unos puzzles muy bien trabajados y que nos harán pensar sobre cómo podemos resolverlos y qué necesitamos para ello. Como comentábamos contaremos con la inestimable ayuda de nuestra amiga águila, que será capaz de cargar una especie de pesos y colocarlos sobre plataformas o botones en el suelo y de esta forma desbloquear puertas cerradas o dejar un espacio abierto para poder lanzar nuestras flechas. 

Los puzzles no son extremadamente difíciles pero si requieren que nos paremos a pensar en los elementos que hay en pantalla y en cómo poder utilizarlos para resolverlo. Por ejemplo, en uno de los puzzles tendremos que colocarnos en el ángulo exacto entre un fuego encendido y un jarrón sin fuego y disparar a ese punto exacto para que nuestra flecha atraviese el fuego y pueda transferirlo a la siguiente plataforma. 

Hazle frente a los combates contra los “jefes finales”

La mecánica de The Pathless en lo jugable sigue una estructura bastante guiada. Con un botón podremos identificar en el mapa una serie de torres que tendremos que purgar para poder enfrentarnos contra el jefe final de esa zona. Ese mismo botón también nos mostrará en qué zonas del mapa (ya que no exista un mapamundi como tal) encontraremos los puzzles que nos darán una especie de fichas en forma de águila a colocar en esas torres. 

Pero… ¡cuidado! No será todo un camino de rosas, sino que en cada zona deberemos andar con mucho cuidado. Cada vez que entramos en el área dominada en ese momento por uno de los hijos de la diosa Águila (nuestro enemigo en cada fase, mundo o altura del escenario) tendremos que ir a salvar a nuestra águila acompañante. El “jefe” de esa zona la secuestra. Haciendo frente al viento y a la vigilante presencia de nuestro enemigo (nos detectará si nos movemos cuando entramos en su campo de visión) deberemos llegar hasta el águila para volver a poder contar con ella en la aventura. Y es aquí donde vuelve a entrar en juego el uso del Dualsense, ya que tras estos enfrentamientos podremos calmar al águila acariciándola y retirándose ese pequeño halo que tiene alrededor del cuerpo. Y lo haremos utilizando el panel táctil del Dualsense, de tal forma que sentiremos estar acariciando su pelaje como si fuese real. 

Una vez hayamos purificado todas las torres de la zona llega el enfrentamiento contra el jefe final. En una primera fase deberemos perseguirle esquivando sus ataques y apoyándonos en nuestro arco para ir avanzando y poder darle caza. Una vez que le hayamos debilitado pasaremos a un combate propio de un juego de plataformas, con sus puntos débiles que deberemos dañar con nuestro arco y sus dos o tres fases. Si vencemos pasaremos al siguiente nivel. 

Arte y banda sonora enamoran por igual

The Pathless destaca tanto en su apartado sonoro como artístico. La banda sonora viene de la mano del compositor de otros videojuegos que también nos marcaron como jugadores: Journey, Abzu o The Banner Saga. Las melodías te mantendrán en tensión a lo largo de toda la aventura (sobretodo en la interacción con los jefes finales) y en líneas generales suponen un perfecto acompañamiento para este bonito trayecto que recomendamos jugar a todas aquellas personas apasionadas por los juegos hechos desde el cariño y con todo el mimo del mundo. 

Arte y música van de la mano en The Pathless, uno de los videojuegos más bonitos a nivel artístico de la última década. Cuenta con un mundo con variedad de elementos y siempre que juguemos a este videojuego estaremos en una constante dicotomía entre calma e inquietud. No haremos frente a grandes peligros (salvo los jefes) pero somos conscientes de que en juego está mucho más que admirar sus bellos escenarios. El acabado en una especie de dibujado similar a lo visto en Breath of the Wild le otorga una gran personalidad, tanto por los diseños de los personajes y enemigos principales, como por lo que nos hace sentir estar en medio de ese grande y desértico mundo sabiendo que su destino depende de nosotros mismos. No cuenta con un arte tan trabajado como Ghost of Tsushima (ni tampoco con tanto presupuesto) pero es capaz de transmitir más que muchos triple A del mercado actual de videojuegos. 

Conclusiones finales

Si estás buscando una aventura en la que la dificultad no sea una barrera y quieres disfrutar de entre 8 y 15 horas de trayecto (dependiendo de lo completista que seas) The Pathless es el videojuego que estabas buscando. Déjate enamorar por su arte, su banda sonora y su jugabilidad y juégalo si puedes en una Playstation 5 para poder experimentar de primera mano todas las funcionalidades del Dualsense. 

Lo mejor

  • Una jugabilidad con variedad de situaciones, puzzles y enfrentamientos
  • Banda sonora y arte: un regalo para los oídos y la vista
  • Un indie que podría ser perfectamente un triple A

Lo peor

  • Hay una pequeña posibilidad de que algunos puzzles se hagan algo repetitivos

Hemos realizado este análisis gracias a un código de descarga para Playstation 5 facilitado por Meridiem Games. 

Opiniones (0)

Este post no tiene comentarios
Posts destacados