Vamos a hablar del periférico más importante de nuestro PC, que no es otro que el teclado. Elegir un teclado no es una decisión que se pueda tomar a la ligera, pues la importancia de éste y la gran diversidad de mecanismos existentes nos puede llevar a perdernos.

Aunque nosotros nos centraremos en los teclados gaming, daremos un pequeño repaso al mundillo en general para que conozcamos las diferencias entre un teclado de membrana y uno mecánico antes de adentrarnos en las diferencias entre estos últimos. Estos teclados se suelen diferenciar de los demás por la inclusión de iluminación y mayores opciones de configuración y creación de macros. Hablaremos largo y tendido sobre ellos.


Tipos de teclado

Los teclados mecánicos y de membrana son las dos grandes categorías de teclados que podemos encontrar en cualquier a la que nos acerquemos para comprar uno. Puedes encontrar teclados Newskill de ambos tipos. Los teclados tipo chiclet, o de goma, son muy minoritarios en estos momentos y enfocados a sectores muy concretos, por lo que no haremos mucho hincapié en ellos.

Teclados de membrana

Entrando en materia, hablaremos en primer lugar de los teclados de membrana, puesto que son los más utilizados actualmente en la mayoría de ámbitos excepto el gaming. Por su reducido grosor y corto recorrido, son especialmente indicados para portátiles y teclados compactos. Son más baratos que los mecánicos debido a la sencillez de su mecanismo, y su relación calidad/precio suele ser sobresaliente. La duración de su vida útil oscila entre los 1 y los 10 millones de pulsaciones.


El funcionamiento de estos keyboard es muy sencillo. Dos láminas de caucho o goma con un circuito impreso se encuentran superpuestas, y sólo cuando una tecla es pulsada se cierra el circuito, enviando la señal adecuada al PC para que interprete la tecla que se ha activado. En nuestro catálogo encontrarás el Newskill Nagashi, un espectacular teclado de membrana que te permite crear hasta 45 configuraciones diferentes al disponer de cinco perfiles y configurar nueve teclas para ejecutar macros en cada uno de estos perfiles. La iluminación LED de distinta intensidad y nuestro software propio ponen la guinda a uno de los teclados baratos más revolucionarios.

• Ventajas: más baratos y silenciosos.
• Desventajas: menor resistencia y durabilidad que los teclados mecánicos.

Teclados mecánicos

Dentro de los teclados mecánicos nos encontramos con un ecosistema propio en el que todo gira en torno al tipo de interruptor o switch utilizado. No os asustéis, que os vamos a explicar qué tipos de mecanismos existen y cuáles son mejores para ti dependiendo del tipo de usuario que seas.
Son más caros que un teclado de membrana, pero esto es debido a que la calidad de un mecánico es muy superior, y su vida útil es hasta cinco veces mayor. Vamos, que si compras un Hanshi en su versión clásica o Spectrum, tienes teclado para rato.
Este tipo de teclados están indicados para cualquier tipo de tarea, si bien para ello deberemos optar por un mecanismo u otro. Desde los trabajos diarios de oficinas hasta el gamer más avanzado, los distintos tipos de switches (interruptores) se adaptan a toda clase de situación.

• Ventajas: más duraderos, versátiles y configurables.
• Desventajas: más ruidosos, más pesados y requieren más mantenimiento.

Tipos de interruptores

Los switches son los sistemas de accionamiento de la tecla, y existe una gran variedad de ellos. En Newskill utilizamos los switches Kailh para nuestros teclados, pero es posible que hayas escuchado hablar de los interruptores Cherry MX. Seguramente te estarás preguntando, pero, ¿cuál es la diferencia entre un switch y otro?, ¿no son todos los teclados mecánicos iguales? Para nada.
Desde los 45 gramos de resistencia de los Kailh Red a los 80 gramos del Cherry MX Green, encontramos un amplio abanico de posibilidades entre los que elegir.
Cuanto mayor es la resistencia del mecanismo, menor será la tasa de pulsaciones erróneas, lo que viene genial para jugar a videojuegos, donde la velocidad y la precisión lo son todo. En cambio, si utilizamos este tipo de teclados para escribir, acabaremos notando fatiga en nuestros dedos.
Nuestros teclados teclados utilizan switches Kailh, otro tipo de interruptores con una gran trayectoria en el mercado y muy valorados por usuarios gamer y profesionales. Puedes elegir entre tres tipos de interruptores al comprar un Hanshi o Hanshi Spectrum: Red, Blue y Brown.
Las diferencias entre estos switches las encontramos en aspectos como el punto de actuación, la distancia de recorrido, fuerza operativa y fuerza de actuación. También en si son lineales, táctiles o clicky. Posiblemente todo esto os suene a chino, y por ello vamos a explicar qué es cada una de estas características.
Los switches lineales son los más simples, ya que no incorporan ningún tipo de mecanismo que nos avise de cuándo hemos alcanzado la distancia de actuación, su mayor diferencia con los lineares. Los interruptores táctiles tienen una pequeña muesca que altera durante un instante la presión que debemos ejercer para continuar pulsando la tecla, es en ese momento cuando alcanza su punto de actuación. Los clicky montan un sistema combinado de piezas muy característico y conocido como doble clic o clic-clac. Esto es debido a que cuando los pulsas, suena un clic al alcanzar el punto de actuación y otro al llegar al final del interruptor.

 


El punto de actuación es la distancia mínima que debe recorrer la tecla para que se registre la pulsación. Esta distancia es de 2 milímetros en el Kailh Red y de 1.9 en los modelos Brown y Blue. En todos nuestros Kailh la distancia máxima es de 4 milímetros, y esta distancia es la que recorrer la tecla hasta alcanzar el fondo del switch. Como veis, no hace falta presionar hasta el fondo la tecla para que nuestras acciones sean registradas, lo que nos aporta un extra de velocidad en todas nuestras acciones.
La fuerza de actuación no es ni más ni menos que la presión que tendremos que ejercer para pulsar la tecla hasta el final, es decir, hasta agotar su recorrido máximo. Mientras que dicha fuerza es idéntica en los tres tipos de interruptores (60gf), vemos que la fuerza operativa del Kailh Red y Kailh Brown es de 45gf, mientras que en los switches Blue es de 50. Esto quiere decir que para alcanzar el punto de actuación, deberemos ejercer 5gf más de presión en este tipo de teclados.
Por tanto, vemos como las diferencias, pese a ser mínimas, existen, y hacen que cada tipo de teclado sea más idóneo para un escenario u otro. Si lo vas a utilizar únicamente para jugar, posiblemente el Switch Blue sea tu mejor elección puesto que requiere de una mayor presión para presionar la tecla y si distancia de actuación es menor, por lo que por un lado evitas clics innecesarios pero por otro ejecutas antes tus movimientos.
Si combinas tu ocio con el trabajo, escribes por afición o cualquiera otra actividad que te mantenga horas tecleando, deberías optar por los Kailh Red o Kailh Brown. La única diferencia entre ellos es que el Kail Red es lineal, mientras que el interruptor Brown es táctil.

Teclas, esas grandes olvidadas

Muchas veces caemos en el error de fijarnos únicamente en el tipo de interruptores, pasando por alto la calidad de las teclas, todo un error.
Al fin y al cabo, la tecla es la parte con la que nosotros interactuamos directamente. Por ello, debemos prestar especial atención a comprar un teclado con teclas de calidad.
Es importante fijarse si tienen una pegatina o han rotulado con láser. Los mejores teclados utilizan una técnica que imprime directamente en el plástico de la tecla, haciendo que los símbolos no se borren por mucho que se utilice.
Poder intercambiar las teclas es otra de las virtudes de estos teclados, ya que, además de permitirte personalizarlos, puedes reponer fácilmente las teclas desgastadas. Actualmente existen una multitud de tiendas especializadas en la fabricación de teclas personalizadas, seguro que encuentras alguna que vaya con tu personalidad.

Di adiós al Ghosting con los teclados Newskill

Si algo ha atormentado a gamers de múltiples generaciones, era el pulsar varias teclas y ver como el teclado no respondía o lo hacía de forma errática. Esto era debido a que los anteriores paneles de los teclados, al recibir la señal de varias teclas, la mezclaban de mala manera para enviarla al PC, ocasionando con ello auténticas aberraciones en el control de nuestro personaje.

Este efecto fantasma, o Ghosting, ha sido subsanado y actualmente podemos pulsar varias teclas sin ningún problema. Esta especificación la podéis encontrar bajo la nomenclatura x-key rollover, siendo la x el número máximo de teclas que podemos pulsar de forma simultánea sin provocar que el keyboard se vuelva loco.
En otra ocasión nos centraremos más en los aspectos técnicos de los teclados mecánicos, tecnologías utilizadas en los teclados Newskill, nuestro software propio, macros, análisis de cada modelo, etc.