Review One Piece: World Seeker

Nos ponemos cómodos en nuestra Takamikura Carbon y nos adentramos en Isla Prisión acompañando a la banda de piratas más carismática de Eiichiro Oda en una aventura completamente original que lanza a Luffy y los Mugiwara al género de los sandbox.

La búsqueda del tesoro

Os damos la bienvenida a nuestro análisis de One Peace: World Seeker. La idea principal de la que parte esta nueva entrega de One Piece nos lleva a Isla Prisión, un lugar que rige la Marina y que esconde un gran tesoro. Ante esto, nuestros piratas no se pueden resistir pero al llegar allí las cosas no salen como ellos esperan y aquí es donde comienza nuestra historia. La sensación que hemos tenido desde el principio es de estar ante una nueva película de One Piece en la que nosotros controlamos qué hacer en cada momento, con un guión original de Eiichiro Oda que se aparta de la historia del manga para contarnos esta nueva aventura.

Debemos decir que este aspecto ha sido de lo mejor que nos hemos encontrado en One Piece World Seeker y tras un par de horas recorriendo la isla y sus ciudades empiezan a aparecer detalles que en su conjunto nos han dejado una sensación de oportunidad perdida por parte de los chicos de Ganbiarion.

Balanceándonos por isla prisión

Las mecánicas jugables que encontramos en One Piece: World Seeker las hemos visto ya en otros exponentes de los juegos de mundo abierto pero esto no es ningún problema, en ningún momento la intención del juego es revolucionar este género. Los problemas vienen desafortunadamente en los aspectos jugables y su ejecución. Nos encontramos ante una gran isla que debemos explorar y en la que podemos lootear materiales y cofres para poder construir equipamiento y accesorios y cocinar para conseguir mejoras temporales.

Tenemos un sistema de misiones principales y secundarias que nos guiarán a través de las distintas ciudades y que nos irán descubriendo los secretos de Isla Prisión. En este análisis de One Piece World Seeker hemos comprobado que, si bien las principales son entretenidas y te tienen enganchado a la historia, sobre todo en la segunda parte de la aventura con una recta final muy conseguida, las misiones secundarias pecan demasiado de la mecánica de recadero.

La historia principal consta de 16 misiones que podemos completar fácilmente en 12 horas, si queremos exprimir el juego al máximo y realizar las misiones extra de cada miembro de los Sombrero de Paja la duración se puede disparar hasta las 20-25 horas.   

En cuanto al movimiento y exploración son bastante divertidas, balanceándonos entre los árboles o por los rascacielos de la gran ciudad del mapa, si el alcance del brazo de Luffy hubiera sido más largo o tuviéramos una habilidad desbloqueable que permitiera esto habría sido un un aspecto perfecto.. Es cierto que hemos echado en falta algo más de bullicio en las ciudades pero realmente no afecta a la jugabilidad ni de cara a la historia.

Desata todo el poder de Luffy 

En cuanto a los combates tenemos dos modos principales, el Haki de observación, mucho más rápido y ágil centrado en el esquive y el pesado Haki de armamento basado en golpes pesados y bloqueos. A partir de cierto punto en la historia tendremos también disponible el poderoso Gear Fourth, en los mangas esta es la técnica más devastadora de Luffy pero nos ha parecido que aquí no está aprovechada al cien por cien.

El combate se basa principalmente, en enlazar combos a través del botón de ataque, además, para atacar a distancia dispondremos de una retícula como si fuese un shotter para alargar nuestro brazo y pegar puñetazos. La cámara en este tipo de juegos suele ser fundamental y tras el análisis de One Piece: World Seeker nos ha parecido que no estaba a la altura y que a la hora del sistema de fijado de enemigos iba por libre.

Hay un aspecto en ciertas batallas que puede resultar problemático, en ciertos momentos o batallas específicas de la historia que nos acotan la zona de lucha y que si nos salimos de ella por nuestro movimiento o persiguiendo a nuestro enemigo nos la dan automáticamente por perdida y debemos repetir la misión.

El sigilo, a parte de un par de misiones en la que nos lo exigen, no lo hemos aprovechado mucho y como consideración personal es chocante ver a un personaje como Luffy, con una personalidad tan explosiva, en tareas de infiltración.

Lo que si hemos disfrutado enormemente han sido las batallas contra jefes finales, son un gusto para los fan, apareciendo enemigos icónicos de la serie y que tendrán un plus de complejidad donde tendremos que aproximarnos con más cuidado.

Un apartado gráfico y sonoro a la altura de su historia

A nivel visual One Piece: World Seeker es un título muy bonito, con grandes escenarios muy variados que siguen fielmente el estilo del manga. Además, el cel shading que incorpora está muy conseguido recreando de forma excepcional las animaciones de Luffy y todos los Mugiwara. Como es habitual el nivel de los “extras” es menor que el modelado que encontramos en todos los personajes principales.

El apartado sonoro también es de lo mejor que destacamos en este análisis de One Piece: World Seeker, con nuestros Kimera V2 y su sonido 7.1 no te perderás detalle. La banda sonora va muy en consonancia a lo que estamos acostumbrados en el anime contando con los mismos efectos cuando ejecutamos el Gomu Gomu no Bazooka por poner un ejemplo. También contar con las voces originales del anime japonés es todo un plus que nos hace meternos de lleno en esta aventura. Aunque las voces nos lleguen en japonés, todos los textos están perfectamente traducidos al castellano.

 

Conclusión

Para finalizar nuestro análisis de One Piece: World Seeker nos ha parecido un buen juego con muy buenas ideas que no ha sabido aprovecharlas al máximo. El carisma de Luffy y los pirata sombrero de paja con el genial guión de Eiichiro Oda hacen que quieras ir profundizando en la historia para vivir una nueva aventura junto a ellos. Por desgracia, lastra un poco la experiencia los aspectos que hemos comentado anteriormente de la jugabilidad pero si eres fan de One Piece este juego lo vas a disfrutar enormemente y si no conocías esta saga, que lleva veinte años en japón dando guerra ,no nos cabe duda que acabarás el juego y querrás saber más de sus aventuras. Nosotros hemos disfrutado de esta aventura en una PS4 gracias a un código proporcionado por Bandai Namco.  

Puntos positivos

  • La historia de esta nueva aventura
  • La sensación de estar viviendo una película de One Piece
  • Los combates contra jefes finales y su fan service
  • Su apartado visual y sonoro

Puntos negativos

  • Sistema de combate y sigilo un poco plano
  • No aprovecha la profundidad de la tripulación
  • Desempeño de misiones repetitivo.